Bienaventurada la “maleza” porque ella te salvará la cabeza.

A principios de este año ha sido publicado (autoeditado) el libro BIENAVENTURADA LA “MALEZA” PORQUE ELLA TE SALVARÁ LA CABEZA. Usos de 113 plantas silvestres de los campos norteños.

Como indica el título, el libro trata de la utilidad de las plantas silvestres. No obstante, es mucho más que eso. Más que libro, deberíamos hablar de archivador, ya que es un conjunto compuesto por un libro (de 240 págs.) más 113 fichas a color de las plantas silvestres estudiadas. Aunque en el subtítulo se indique “campos norteños”, la gran mayoría de las plantas estudiadas pueden encontrarse a lo largo y ancho de la Península Ibérica.

El libro es mucho más que un manual al uso de plantas silvestres. Por lo general, estos manuales son exposiciones eruditas de sapiencia académica, donde se exponen una tras otra las plantas silvestres estudiadas, algunos de sus beneficios (casi siempre en el campo de lo medicinal) y poco más. Eso hace que estos manuales sean consultados únicamente por botánicos expertos y por una porción harto insignificante de aficionados, aunque únicamente algún fin de semana, ya que al final el manual acaba en la estantería sin haber aportado mucho al comprador del mismo, por tanto, sin mayor trascendencia. Lo que más se echa en falta al consultar estos manuales es la conexión con el pasado, y sobre todo la parte propositiva futura (y por tanto actuaciones presentes) en el uso de hierbas silvestres, para que pase de ser un juego dominguero de urbanitas a ser una práctica que contribuya a la transformación de la fatídica realidad actual.

En la elaboración del libro han participado personalidades dedicadas a la lucha contra el ecocidio, contra el Estado y el gran Capital, que todo lo controlan y de todo se apropian, arrinconando así al pueblo. En total 8 personas. Patri Puga Gómez, Félix Rodrigo Mora, Silvia Méndez Alonso, Daniel María Pérez Altamira, Josep Pàmies, Sofía, Cesar Lema Costas (coordinador de la obra y autor también de un libro de interés y estructura similar, Manual de cocina bellotera para la era post-petrolera), y Juanra.

Y, ¿por qué es mucho más que un manual al uso sobre el tema?

En primer lugar, su dimensión histórica nos conecta con nuestro pasado reciente (mayoritariamente rural), estudiando el uso popular de las hierbas silvestres (como medicina popular y alimento, entre otras muchas, muchas, cosas), su persecución y represión desde las autoridades en la Edad Moderna (especialmente desde las del Estado, y no en la Edad Media, como se cree) o la imposición de la agricultura para facilitar el florecimiento de las ciudades, llegando hasta nuestros días, meta estratégica. Con todo ello, es un nuevo arma contra la religión, hoy oficial y de consumo masivo, del Progreso. La portada del libro ya te une con nuestra historia, os la adjunto. Se trata de la talla de una iglesia románica de Beleña de Sorbe (Guadalajara), de mediados del siglo XII, donde se recrea la recogida de silvestres y la siega del cereal.

Por otro lado, no se queda en ser un manual sin más, sino que se dan razones por las cuales es importante comer plantas y frutos silvestres. Razones ecológicas, humanas, éticas, de salud, políticas, sociales o económicas. Por tanto, incita a quien lo lee a ser parte agente, actor y no espectador, de un proyecto revolucionario en el siglo XXI, ya que para el consumo popular de lo silvestre, los cambios que es necesario efectuar son estructurales, por tanto radicales, sólo posible desde lo popular y sus intereses, enfrentados abiertamente a los del sistema de dominación (ecocida, inhumano, amoral, enfermizo, esclavista, asocial y acaparador, destructivo e improductivo a medio plazo, respectivamente).

El libro no se queda en el análisis pasado o presente, sino que además propone, con una frase excelente en la segunda portada para este asunto, “los caminos fáciles no llevan lejos”. Consumo de plantas y frutos silvestres y vuelta al terruño, lo que requiere la aniquilación de las megalópolis contemporáneas. El asunto de la vuelta al campo es tratado de manera breve en un subcapítulo. Por tanto, es un libro altamente recomendable para personas y colectivos involucrados o preocupados en la brega medioambiental, así como para quienes emigran o piensan emigrar al campo, para dotar su actividad transformadora de mayor trascendencia y perspectiva estratégica, sin la cual no es posible cambio alguno.

En el asunto estricto del uso de las plantas, además de los usos medicinales, se aporta una receta culinaria con cada “mala” hierba, lo que anima aún más a su consumo, no sólo cuando sufrimos alguna dolencia concreta. Es sabido que el leer únicamente para que se usan, suele conducir a que no las use nadie, a menos que en exposiciones literarias, esperemos que con todas estas recetas aumente el uso popular en el presente, y aún más en el futuro.

Por último, acabado el libro, tenemos las 113 fichas de las plantas silvestres estudiadas. Cada ficha contiene: Contraindicaciones, Usos comestibles, Usos medicinales, Otros Usos (construcción de instrumentos, indicadores de nutrientes en los suelos, tintes, creación de materiales varios como cuerdas, juguetes, usos medicinales para el ganado y un largo etcétera), Posibles Confusiones peligrosas (con otras plantas parecidas, pero tóxicas, cuando proceda), Experiencias (donde se recogen vivencias personales), una Receta culinaria, un Cuarteto (fruto de la creatividad de la persona que los ha elaborado) de la hierba estudiada y, por último, diversas fotos que ayudan a su identificación. El conjunto está en un archivador con anillas, ya que la idea es poder incorporar más fichas de nuevas plantas estudiadas más adelante.

En definitiva, estamos ante un libro espléndido, realizado desde lo popular y para el común, de manera independiente y completamente libre, lo que dota siempre a lo que se hace de mayor calidad. Mucho más que un manual sin más, un alegato revolucionario, un canto de esperanza, un acto de justicia para con nuestros antepasados, una denuncia contra las falsas ilusiones edulcorantes y reformistas de lo instituido (como los vítores por una ciudad “sostenible”), un empuje para el actuar y no el contemplar pasivamente ante la debacle globalizada, una denuncia clara contra la ciudad, la agricultura generalizada y sus defensores, y una apuesta por una “nueva civilización”, donde las “malas hierbas” vuelvan a tener el peso que les corresponde. Por todo ello, es un libro altamente trascedente, decisivo, y sin duda contribuirá a la construcción de un mundo nuevo.

Javier

 

Si alguien estuviera interesado en conseguirlo puede pedirlo a:

César Lema Costas: clemacostas13@gmail.com

Félix Rodrigo Mora: esfyserv@gmail.com

o a las siguientes tiendas online:

http://www.vdevegetal.com/tienda/cocina-saludable/libro-usos-las-plantas-silvestres-comestibles-los-campos-nortenos/

http://dolcarevolucio.cat/botiga/es/libros-de-plantas-medicinales/3060-usos-de-113-plantas-silvestres-de-los-campos-nortenos-libro.html

El precio del conjunto (libro de 240 págs. y 113 fichas a color de cada planta estudiada, con un peso de 1,5 kg.) es de 20€ (no incluye gastos de envío). A partir del mes de mayo estará listo para poder descargarlo gratis y responsablemente en el blog:

https://monacatorevolusionario.wordpress.com/

Por otra parte estamos creando un grupo de gente que le haga difusión por toda la península. Si te interesa puedes ponerte en contacto conmigo: César Lema Costas: clemacostas13@gmail.com